Crónica parlamentaria de la IV edición del Parlamento de los RR.HH.

Por Luis Expósito.

En la espléndida sala del Despacho Pérez Llorca, sobre las 18:10, Rosa Allegue, Presidenta del Parlamento, enfundada en un impecable traje chaqueta gris, abrió con su acostumbrado aplomo y rigor la sesión, dando la bienvenida a los expectantes asistentes, entre ellos muchos repetidores, e ilustrándoles sobre las normas de funcionamiento de este singular Parlamento, especialmente sobre la importancia de los tiempos y de las intervenciones del público asistente.

Seguidamente procedió a la presentación de los 4 distinguidos parlamentarios de la jornada e introdujo el tema a debate: Teletrabajo, ¿una asignatura pendiente?, aludiendo a la evolución histórica de este sistema desde los años 70 y aportando datos sobre la baja implantación en España, en torno al 7,4%.

Previamente al inicio del debate, el letrado del Parlamento, Luis Enrique Fernández, del Despacho Pérez Llorca, nos ilustró con su habitual finura jurídica sobre los aspectos legales del tema a debate, entre otros, la escueta regulación actual del “trabajo a distancia”, la problemática de la prevención de riesgos laborales en el domicilio, así como las peculiaridades del control del tiempo de trabajo.

Y llegó la hora de la verdad, tomando la palabra Juan Manuel Martín, intrépido parlamentario defensor que, en tono pausado pero claro, aludió al mito del teletrabajo, sobre el que nadie ha podido acreditar que aumente la productividad de la empresa ni la felicidad del trabajador que lo practica. Realizando un ingenioso paralelismo con los medicamentos, mostró el prospecto que le habían facilitado al comprar el sistema de teletrabajo, leyendo las contraindicaciones para sus practicantes, a saber: sensación de soledad, desconexión y aislamiento, dilución de límites entre vida personal y laboral, problemas físicos y familiares. Para las empresas, entre otras, la dificultad de la planificación del trabajo y la disminución del compromiso de los trabajadores, no compensadas por los eventuales ahorros de coste. Como conclusión, manifestó que teletrabajo sí, pero para ciertas personas y momentos, no como algo permanente e implantándolo con precaución.

IV sesión del Parlamento de los Recursos Humanos.

Por fin llegó el turno de los parlamentarios replicantes que, durante la intervención de su adversario, se removían inquietos en sus asientos y gesticulaban ante las afirmaciones del mismo, mostrando sonrisas irónicas y cabeceando en señal de negativa. Intervino en primer lugar Enrique Sala, reconociendo el valor al parlamentario defensor de mantenerse solo en sus equivocadas posturas, para seguir con una serie de estocadas verbales dirigidas a desmontar sus argumentos, concluyendo que “lo que no son cuentas son cuentos”, que posiblemente el teletrabajo no es aplicable a todas las posiciones, que requiere de la madurez de los mandos, pero las múltiples bondades de este sistema son innegables. A continuación tomó la palabra Gloria Iglesias, indicando con elegante sorna que la intervención del parlamentario defensor la había transportado al siglo XX, cuando ya hace tiempo que hemos entrado en el XXI, donde la globalidad, la velocidad de cambio y las tecnologías están muy presentes en nuestras vidas. Esto obliga a adaptarnos a los nuevos mercados con rapidez y genera nuevas formas de relacionarnos, para lo que el teletrabajo resulta ya incuestionable e imparable, sin perjuicio de la utilización de otras medidas de flexibilidad complementarias. Por último, intervino con desparpajo el joven replicante Luis García, quién manifestó que si un cirujano puede dirigir una operación desde su casa, lo que ya ha ocurrido, es difícil cuestionar la aplicación generalizada del teletrabajo. Luego aportó datos de la aplicación real en su empresa, extraídos de diferentes encuestas internas, que ponen de manifiesto el deseo de avanzar más en la implantación de este sistema, que existen medidas para afrontar las contraindicaciones del mismo y que no hacerlo puede suponer la salida de talento. En conclusión, el debate está más que superado en la actualidad.

En su contrarréplica el ingenioso parlamentario defensor se mantiene firme en sus posturas, resaltando los efectos secundarios para las personas que tele-trabajan tres o más días, provocando con la pregunta de si queremos que nuestros hijos jueguen o tele-jueguen y resaltando la importancia para el ser humano del contacto personal.

Se pasa a la palabra al motivado auditorio, que plantea cuestiones sobre la deshumanización del trabajo, la problemática de los accidentes laborales, la deficiente regulación jurídica del teletrabajo, los contratos que se firman con los teletrabajadores, la formación necesaria para su implantación. Por último, se realiza una invitación al consenso de los parlamentarios, en respuesta a la cual el defensor concede que, cuando el teletrabajo está bien gestionado puede aumentar mucho el nivel de satisfacción del empleado y los replicantes reconocen en relación a los efectos secundarios que es necesario un periodo de transición.

Para finalizar, la Presidenta, implacable en su control de los tiempos, da por terminadas las intervenciones, aportando un par de reflexiones antes de dar por terminada la sesión:

  • Todavía es pronto para el teletrabajo, pero el avance resulta imparable.
  • Según se vayan incorporando las nuevas generaciones al mundo laboral iremos notando más el cambio.

Luis Expósito es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense, diplomado en Dirección de Personal por Icade y MBA por el I.E.  Ha sido hasta febrero de 2019 director de RRHH en el Grupo Mediaset España. Es coautor de los libros RRelatos HHumanos (editorial Lid) y RRetratos HHumanos (editorial Kolima), en el que participó con un “thriller de empresa”, el relato El puñal de doble filo.

@ExpositoRodrig

Más información de la sesión parlamentaria en

 IV sesión del Parlamento de los Recursos Humanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s