Carme Chaparro ha escrito el prólogo de RRetratos HHumanos

Diez directores de Recursos Humanos y su coordinador literario se han arremangado por segunda vez y –dedos en el teclado– se atreven a ficcionar situaciones que todos hemos vivido en el mundo de la empresa y que tienen que ver con la condición humana: con los fracasos, los triunfos, las frustraciones, las alegrías… Las viviremos…

Juan Pedro Valentín presenta RRetratos HHumanos

Vídeo del acto Juan Pedro Valentín fue el encargado de presentar el libro RRetratos HHumanos el pasado 21 de marzo. La presentación tuvo lugar en el auditorio Castellana 81, en Madrid. Tras unas breves palabras Juan Pedro Valentín dio paso a la actriz Alicia Cereceda, que hizo una lectura dramatizada de una parte del capítulo…

Segunda vida. RRetratos HHumanos

Menchu abandonó la habitación y el inspector pidió permiso para sentarse en la butaca a los pies de la cama. Irene le indicó con la vista que tomase la silla cercana a la ventana y que se sentase más cerca; aún no tenía ni fuerzas ni ganas suficientes para hablar mucho tiempo en voz alta.…

La humana comedia. RRetratos Humanos.

–¿El león? –preguntó Irene dubitativa. –El león representa la tentación de aparentar una posición dominante a costa de otros, la idea de funcionar a diario más con apariencias que con esfuerzo y de rugir muy alto desde una posición elevada, sin que nadie entienda muy bien a qué viene tanto ruido. Si en cualquier alma…

Sustancias volátiles. RRetratos HHumanos.

Teresa se levanta despacio de la silla luchando contra sus ganas de tirarse al suelo, hacerse un ovillo, cerrar los ojos como si no hubiera pasado nada y despertar con la sensación de haber tenido una pesadilla, un mal sueño de esos que, volátil, se te escapa entre los dedos y no puedes recordar con…

Encuentro anual del Foro de RRHH. Carlos Cid

Un escarmiento (fragmento). Del libro RRelatos HHumanos. El jefe estaba que trinaba. Aquella mañana de marzo de 2010 el co­mité de dirección fue agrio y determinante. La empresa llevaba un rumbo que necesitaba una corrección urgente. Nadie sabía la profundi­dad del abismo en el que se movía, pero todos coincidían en que ha­bía que aplicar…